Minuto30 Play

Alergia a las mascotas

La alergia a las mascotas es una reacción alérgica común que afecta a muchas personas en todo el mundo. Aunque los perros y los gatos son las mascotas más habituales, cualquier mascota que tenga pelo o plumas puede causar alergias. Esto incluye roedores, conejos, pájaros, y en menor medida, animales como caballos y ganado. La alergia no es causada por el pelo del animal en sí, sino más bien por la caspa (pequeñas partículas de piel), la saliva, la orina y las heces de los animales, que pueden portar alérgenos.
Síntomas de la alergia a las mascotas

Los síntomas pueden variar desde leves hasta severos y pueden incluir:

Estornudos
Congestión nasal o nariz mocosa.
Picazón en los ojos, enrojecimiento o lagrimeo.
Picazón en la piel o desarrollo de eczema.
Tos, sibilancia, dificultad para respirar o ataques de asma en personas asmáticas.

Gestión y Tratamiento

Si bien la manera más efectiva de evitar las reacciones alérgicas es no tener mascotas en casa o evitar el contacto con animales, para muchas personas esto no es una opción deseable. A continuación, se presentan algunas recomendaciones para manejar las alergias sin tener que renunciar a las mascotas:

Mantén a tu mascota fuera de tu habitación: Dedicar un espacio de la casa donde la mascota no tenga acceso puede ayudarte a reducir la exposición a alérgenos mientras duermes.

Limpieza regular: Aspirar y limpiar frecuentemente las superficies puede ayudar a reducir la cantidad de alérgenos en el ambiente. Utilizar filtros HEPA en los sistemas de aire y aspiradoras puede ser particularmente efectivo.

Baño y aseo de la mascota: Bañar y cepillar a tu mascota regularmente (dependiendo de la recomendación del veterinario) puede reducir significativamente la cantidad de alérgenos que se liberan al ambiente.

Reducir las superficies textiles: Los alérgenos de las mascotas se adhieren fácilmente a tapizados, alfombras y cortinas. Optar por superficies lisas y fáciles de limpiar puede ayudar a controlar los síntomas.

Purificadores de aire: El uso de purificadores de aire con filtros HEPA puede ayudar a limpiar el ambiente de alérgenos.

Medicamentos: Antihistamínicos, descongestionantes, y corticosteroides nasales pueden ayudar a controlar los síntomas. En casos de alergias severas o asma, es importante hablar con un médico, quien puede recomendar tratamientos adicionales como inmunoterapia (vacunas contra alergias).

Pruebas de alergia y asesoramiento profesional: Si tus síntomas son graves o difíciles de manejar, considera realizar pruebas de alergia y buscar el consejo de un alergólogo.

Es importante recordar que controlar una alergia a las mascotas es un proceso de manejo continuo y adaptación. Con las estrategias correctas y, en algunos casos, con el tratamiento adecuado, muchas personas alérgicas pueden disfrutar de la compañía de mascotas sin experimentar síntomas severos.

Videos más recientes

Con la tecnología de Laooz Studios